Al rendir protesta como presidente sustituto del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, Enrique Ochoa Reza planteó la necesidad de construir una nueva y moderna relación entre el gobierno y el partido, donde el gobierno venga a rendirle cuentas al partido y sea el partido el defensor de la ciudadanía frente al gobierno.
“Propongo una nueva relación donde los funcionarios del gobierno vayan a los estados de la República a reunirse con el partido, para informar y explicar los logros alcanzados, y donde el gobierno esté presente para escuchar las demandas del partido y se reflejen los intereses de la sociedad”, subrayó.
Puntualizó que “así como los logros del gobierno son los logros del PRI, las solicitudes del partido tienen que ser atendidas con nuevas respuestas de políticas públicas por parte de su gobierno, que nos atiendan más y en los lugares donde vivimos, y que el gobierno viaje a toda la República a conocer las demandas de la ciudadanía”.
Es la hora, dijo, de demostrar que el PRI está de pie, que es un partido de jóvenes y que por ello sabe transformarse y seguir construyendo nuevos puentes con la sociedad.
Asimismo Enrique Ochoa Reza sostuvo que “el mayor activo del PRI es el presidente Enrique Peña Nieto”.
En este marco, el presidente nacional del tricolor sostuvo que el Revolucionario Institucional está a tiempo de rectificar, y anunció que en los primeros cien días de su gestión al frente del partido visitará las 32 entidades federativas, para dialogar abierta y públicamente con los militantes priistas y la sociedad.
Asimismo, adelantó que presentará ante el CPN la propuesta para celebrar en tiempo y forma la XXII Asamblea Nacional del PRI, integrará el CEN con representatividad regional y generacional, así como con un criterio de paridad de género, y en breve hará pública su declaración Tres de Tres.