Por Jesús Lemus/Puebla

La presidenta del Comité Directivo Estatal (CDE) del PRI, Ana Isabel Allende Cano, dijo que ser diputado federal no es un premio, sino un compromiso que debe durar después de la campaña que derivarán en las votaciones del 7 de junio.
Así lo dijo después de acompañar a los candidatos del PRI-PVEM de la capital poblana a sus actividades proselitistas, con la finalidad de ganar apoyos para el día de las votaciones.
Allende Cano reconoció que para recuperar la “conciencia social del PRI”, es necesario construir un proyecto que convenza a los poblanos, a fin de recuperar los espacios que actualmente no tiene el partido.
Otra carta de presentación que tiene el partido, dijo, es el trabajo hecho por priistas en el gobierno y cargos de elección popular, quienes tienen la confianza de mirar a los poblanos al rostro para pedirles su voto rumbo al 7 de junio.
“Para ellos (los candidatos) ser diputado federal no es un premio, sino una responsabilidad fuerte porque hay resultados que deben entregarse a quienes confíen en el proyecto del partido” puntualizó.