Por Jesús Lemus/Puebla

El senador de la República por el PRD, Miguel Barbosa Huerta, afirmó que el partido debe dejar de ser el “cabús” (cola) de la alianza con el Partido Acción Nacional (PAN) y mejor construir un proyecto político que les permita reposicionar la ideología de izquierda en Puebla.
Así lo declaró después de la reunión que tuvo a puerta cerrada con integrantes del Frente de Izquierda Progresista (FIP), donde se decidió que este lunes asistirán al Consejo Estatal convocado de “manera arbitraria” por Nueva Izquierda en la Ex Hacienda de Chautla.
Condenó las decisiones tomadas por algunos perredistas, a fin de ejercer presión para que en Puebla se concrete una alianza con Acción Nacional rumbo a las votaciones del 5 de junio cuando habrá sucesión gubernamental.
Dijo que el FIP tiene la mayoría en el Consejo Estatal; por lo tanto, echarán abajo cualquier tema que promueva Nueva Izquierda.
Aunque también reconoció la posibilidad de que Nueva Izquierda presione a través de operadores a los consejeros estatales, principalmente a los alcaldes del partido, para no asistir a la reunión de trabajo y así sacar los votos suficientes con la finalidad de solicitar una alianza con el PAN.
Afirmó que sin importar el escenario que se viva el lunes en la Ex Hacienda de Chautla, el tema de la alianza con el PAN y el PRD se decidirá en el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del Sol Azteca, donde 15 de 25 consejeros se han pronunciado en contra de que en Puebla se aplique esta figura de competencia electoral.
“Afortunadamente la mayoría del perredismo en el estado ha tomado una posición de dignidad para preservar al PRD como partido de oposición y de izquierda y no por verlo como el cabús o complemento de otro partido político”.