Por Jesús Lemus/Puebla

El poder no es instrumento de venganza, ni tampoco de persecución política, señaló el coordinador estatal de MORENA, Miguel Barbosa Huerta, quien calificó al priísta Enrique Doger Guerrero, “como un chiquito de la política aldeana”.
Destacó que MORENA tiene otra visión para gobernar en Puebla y dejar atrás las viejas prácticas aplicadas por el morenovallismo durante los últimos siete años.
“El poder no será instrumento de venganza, ni de persecución política en contra quienes piensen diferente al gobierno de MORENA en caso de ganar, nosotros aplicaremos la ley e insisto, no la venganza política”, puntualizó.
Reiteró que MORENA está listo para una elección competitiva; prueba de ello, será la gira de trabajo de Andrés Manuel López Obrador, pre-candidato del partido a la Presidencia de México, por el estado de Puebla.
Informó que del 2 al 6 de febrero se tendrá la gira del virtual abanderado presidencial, quien visitará las comunidades rurales del territorio poblano y, donde se podría fraguar un posible fraude electoral.
Sobre las críticas de Enrique Doger Guerrero, en torno a que no gana ni una regiduría, el aún senador indicó que el priísta es una persona que no conoce de política y solo depende del poder para ganar sus cargos públicos.
Consideró que si compite por la gubernatura de Puebla este julio, seguramente quedará 15 puntos abajo, luego de que la contienda electoral será entre el PAN y MORENA.