Padre Nacho*

El Partido Católico Nacional fue fundado el 3 de mayo de 1911, 22 días antes de la renuncia de Porfirio Díaz el siguiente día 25. El licenciado Gabriel Fernández Somellera fue entonces presidente del mismo. Intentaba agrupar a católicos que ejercieran sus derechos ciudadanos; buscaba crear un régimen de libertad que hiciera avanzar a la tolerancia precaria porfiriana. En su programa aceptaba la separación de la Iglesia y el Estado; postulaba los valores de la democracia, libertad de enseñanza, de asociación y de conciencia, la efectividad del sufragio, la no re-elección, la inamovilidad del Poder Judicial, la adopción de leyes basadas en la Doctrina Social de la Iglesia de la encíclica Rerum Novarum, de León XIII ( 1891), la defensa de las clases rurales y trabajadoras, el fomento de las instituciones de crédito en beneficio de la agricultura y la industria en pequeño y otras temáticas. El día 11 de mayo de 1911, su lema fue aprobado como “Dios, Patria y Libertad”.
El 24 de mayo, Francisco Ignacio Madero le comunicó al PCN lo siguiente: “Considero la organización del Partido Católico en México como el primer fruto de las libertades que hemos conquistado. Su programa revela ideas avanzadas y el deseo de colaborar para el progreso de la patria de un modo serio y dentro de la Constitución”…
El PCN logró fundar 783 centros e inscribir a 485,856 socios en todo el país, cuando la población mexicana alcanzaba los 15 millones de habitantes. Dominaba en los Estados de Jalisco, Michoacán, Guanajuato, México, Zacatecas, Colima y el territorio de Tepic. Ejercía influencia poderosa en los restantes y menos en los estados fronterizos. En las elecciones federales del mes de junio de 1912, el PCN presentó 5 candidatos para la Suprema Corte, 19 para el Senado, 193 para la Cámara de Diputados. De ellos, entraron 4 en el Senado y 29 en la Cámara. Los diputados electos habían sido 75, pero 46 fueron eliminados por las presiones del diputado poblano Luis Cabrera, sin abrir siquiera los expedientes de la elección de muchos de ellos. En las elecciones supletorias de marzo de 1913, entraron en la Cámara dos diputados católicos más, y así el número fue de 31.
Los estados de mayor representación católica fueron: Guanajuato con 4 diputados, Jalisco, México, Michoacán y Zacatecas con 3 de cada uno de ellos. De las elecciones municipales ganó la mayoría de ellas en Jalisco, 26 en Michoacán, varias en Chiapas, las de León e Irapuato en Guanajuato, y las de sus capitales en Aguascalientes, Oaxaca, Puebla, Querétaro y Veracruz. En la Capital, en Morelia, y en varios lugares de Chiapas, fue estorbado o anulado el voto ganador de los católicos.
Logró igualmente tener diputados en las legislaturas de los Estados: 1 en Aguascalientes, 2 en Michoacán, 2 en Veracruz, 4 en el Estado de México y 12 en Jalisco. También ganó 7 elecciones de gobernadores, pero fueron anuladas en tres Estados: Chiapas, Michoacán y Puebla.
La Revolución Constitucionalista encabezada por Venustiano Carranza terminó con las actividades del Partido Católico Nacional…¡Hace 100 años fue cancelado en la Constitución de 1917!
* José Ignacio González Molina ejerce su ministerio en Infonavit San Jorge; como historiador egresado de la Universidad Iberoamericana ( Cd. De México), la docencia en la Escuela Libre de Derecho. Pertenece a la H. Crónica del Ayuntamiento de la Cd. de Puebla. Los martes de 6 a 7 de la tarde, difunde el programa “Suave Patria” en Radio Puebla ( antes SICOM, 105.9 F.M.) enlazada con las estaciones hermanas del Edo. de Puebla ( Acatlán, Huauchinango, Libres, Teziutlán, Izúcar y Zacatlán). T.V. y radio en podcastpueblafm programa “Suave Patria”, y/o Facebook “Suave Patria”.