Por Jesús Lemus/Puebla

El Partido Acción Nacional (PAN) tiene que pensar con claridad sobre la política de alianzas y evitar que terceros se inmiscuyan en la vida interna de esta fuerza política, argumentó Margarita Zavala Gómez, aspirante a la Presidencia de la Repúblicas en las elecciones de 2018.
Así lo declaró en su visita por el estado de Puebla, para tener un encuentro con las familias poblanas y donde destacó, que para las elecciones del otro año, urge un cambio de timón que permita mejorar las condiciones de vida de los mexicanos.
A través de su movimiento “Yo por México”, la panista puntualizó que siempre ha estado a favor de las alianzas electorales, dejando en claro que deben servir a los mexicanos, en lugar de los partidos políticos.
De esta manera, convocó a la dirigencia nacional del PAN y que dirige de Ricardo Anaya Cortés, a que defina si en el Frente Amplio Opositor que se convoca, se trabajará en una alianza para derrotar al PRI o MORENA, respectivamente.
“Soy una gente de alianzas, es alguien que las aprueba. Información que no encuentro en este amplio opositor, porque primero dicen que es contra el PRI y por eso hay que invitar a MORENA, luego dicen que es contra MORENA y que por eso hay que invitar al PRI, yo pido al PAN que piense con claridad y no deje a otros las definiciones que necesita tomar al PAN”, sentenció.
Margarita Zavala Gómez, aspirante presidencial en 2018, consideró que el PAN tiene el suficiente músculo electoral para dar la batalla electoral el otro año, dejando en claro que esta fuerza política debe tomar sus propias decisiones.
Por otra parte, celebró que Eduardo Rivera Pérez, ex presidente municipal de Puebla, esté dando sus primeros pasos ante la justicia federal, que le permitió no poner su nombre en la lista negra de funcionarios inhabilitados a raíz de las supuestas anomalías que cometió en su cuenta pública 2013.
Aunado a lo anterior, opinó que esta primera victoria, le permitiría aparecer sin ningún problema en las boletas electorales de 2018, tal y como ya lo anunció el propio ex alcalde de Puebla, Eduardo Rivera Pérez.