+ Así lo señala Maritza Lara López, investigadora del Instituto de Astronomía de la UNAM

Cuando nace una galaxia se forma de una materia primordial en la que abundan gases ligeros como el hidrógeno y el helio, pero otros gases más complejos como el oxígeno y el nitrógeno aparecen después, por esto pueden servir como indicadores sobre la evolución de cada galaxia, señaló Maritza Lara López, egresada de la licenciatura en física de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP).
A la presencia de gases más pesados en una galaxia se le llama metalicidad y ésta es una de las áreas en las que se enfocan los estudios de Lara López , quien a los 33 años de edad ha observado la composición química de cerca de 300 mil galaxias y en 2016 fue seleccionada como ganadora de la Beca L’Oréal Mujeres en la Ciencia, lo que le permitirá realizar observaciones desde telescopios en Texas para tener estadísticas confiables sobre la evolución de las galaxias cercanas a la Vía Láctea.
En entrevista comentó que ha realizado estudios en observatorios de Islas Canarias y Australia y sus tesis han sido calificadas como las mejores tesis de astronomía del país, en los años en que fueron sometidas a evaluación.
La investigadora poblana busca explicar si la forma y tamaño de diferentes galaxias se deben a su metalicidad, a las acreciones o eyecciones de gas, o al medio ambiente que las rodea.
Además de trabajar en el estudio de la formación, evolución, abundancia química y morfología de las galaxias, “también trabajadmos en la comprensión de cómo se forman los cúmulos y grupos de galaxias, en donde mezcla datos en distintas longitudes de onda de luz para obtener información de las galaxias a estudiar”.
“Con información en diferentes longitudes de onda de miles de galaxias a diferentes distancias podemos estimar la cantidad de metales en ellas, la cantidad de estrellas que se están formado, colores, morfología, edades, entre otras muchas propiedades”, dijo.
Explicó que con todos esos datos se podrá deducir cómo han evolucionado las galaxias a diferentes edades del universo”, explicó quien hace algunos dias recibió la beca otorgada por UNESCO, L’Oréal, la Academia Mexicana de Ciencias y Conacyt.