ING. OSCAR LOPEZ MORALES

Un verdadero escándalo se generó ayer en torno al coordinador de los diputados panistas Luis Alberto Villarreal, luego de que el portal Reporte Índigo diera a conocer un video donde se aprecia al legislador en una pachanga, al lado de otros de sus compañeros de bancada y personal que también se desempeña ahora al lado de su dirigente nacional -Gustavo Madero.
Según estos videos, donde solo se ve a los legisladores bailando y bebiendo en una lujosa mansión que rentaron para la ocasión, la fiesta habría ocurrido en enero de este año cuando se realizó su reunión “plenaria” para definir su agenda legislativa allá en Guadalajara y para la cual contaron con un presupuesto de 1.5 millones de pesos del erario para esa reunión, donde tenían derecho a hoteles gran turismo y viáticos.
En esta nota nacional, se hace gala del detalle de esas reuniones después de sus “trabajos parlamentarios” y la noche de ayer trascendió que sería removido de la coordinación de los diputados panistas, luego de que su dirigente Gustavo Madero dijera que:
Los comportamientos particulares de nuestros militantes no podrán pasar sin consecuencias cuando afecten la imagen y vida de nuestro partid.
Y es que poco antes el mismo Villarreal aceptó ser el de los videos pero justificó que se trató de una reunión privada y en horarios fuera de trabajo, claro en la madrugada suele no haber oficinas abiertas, solo cuando hay sesiones maratónicas en la Cámara. Su tuit fue borrado de su cuenta luego de que le llovió con todo al diputado panista guanajuatense.
En este asunto hay dos aspectos que no pueden dejarse pasar por alto:
La doble moral de este y los otros panistas que lo acompañaron y quienes han defendido a la familia y las virtudes que se deben fomentar en el seno de éstas, pues entonces llevan una vida pública con discursos que tratan de vender a la sociedad y la otra es su vida privada, esa que va muy diferente a lo que pregonan.
El otro aspecto es que por segunda ocasión Alberto Villarreal está involucrado en un escándalo mayor pues ya fue acusado de sobornar a ediles para asignarles recursos federales.
Si es cierta la versión que lo remuevan de la coordinación parlamentaria y su amigo “lo desconozca”, pues resultará muy lamentable que por un escándalo de este tipo si caiga Villarreal y no por las tranzas de las que fue acusado por varios alcaldes y desde hace varios años.
De verdad que los panistas son patéticos.
CONFETI…De cuidado lo que ocurrió ayer con el líder cañero baleado en Atlixco, luego de la rueda de prensa que ofreció en Puebla donde anunció que pedirían apoyo gubernamental para su zafra de este año.