• Se había cambiado las huellas dactilares y pretendía hacerse cirugías en el rostro para que no lo reconocieran.
• La mujer que lo acompañaba, su amante, fue identificada como Yuliana Rosas González, quien era madre soltera.

Odilón Larios Nava.- El líder huachicolero denominado El Kalimba, Jesús Martín Mirón López, se encontraba en proceso de cambio de identidad cuando fue abatido el pasado lunes. En la clínica donde fue ejecutado él y otras tres personas, le habían cambiado las huellas dactilares y pretendía realizarse cirugías estéticas para hacerse irreconocible. Por esa razón las autoridades no pudieron constatar de inmediato su identidad.
Como aquí se informó oportunamente, fue reconocido por sus tatuajes, en total tenía ocho de ellos en el cuerpo, así como por sus características físicas, todo ello corroborado por su madre biológica. Correspondió a su mamá el efectuar el reconocimiento del cadáver en el anfiteatro de la ciudad de Puebla.
A partir de estos avances de investigación la Fiscalía General del Estado investiga al personal de la clínica para conocer si tenían algún tipo de complicidad con este delincuente.

El intento de cambio de identidad por parte de El Kalimba lo confirmó la Fiscalía General del Estado (FGE) en el siguiente comunicado:

Dentro de los avances logrados por la Fiscalía General al investigar los homicidios recientes, se establece que existe relación entre hechos ocurridos en lugares distintos y el móvil es un ajuste de cuentas dentro un mismo grupo de robo de hidrocarburo.
Al profundizar en las indagatorias, se tiene que uno de los occisos era el líder de “huachicol” Jesús Martín alias “El Kalimba”, quien pretendía cambiar su identidad a través de cirugías estéticas en el rostro e intentó retirarse las huellas dactilares para después no ser identificado, por lo que también se investiga al personal médico involucrado. Todo indica que esa es la razón por la que permaneció internado en la clínica “EPMAC” de la colonia Lomas 5 de Mayo en Puebla capital, donde cuatro personas fueron asesinadas incluyéndolo a él.
Los responsables de ese hecho, también estarían relacionados con el homicidio de cinco personas en Tlaltenango, donde fue privado de la vida Alfredo “N” alias “El Cuino o El Kino”, propietario de un predio en el que se hallaron mangueras, válvulas, conexiones y bombas para el robo de combustible, además de tres vehículos con reporte de robo.
Ambos acontecimientos se registraron el lunes 30 de octubre de este año, y de acuerdo al avance de las indagatorias, a uno de los probables responsables se le identifica como “El Irving” quien a nivel de mando forma parte del mismo grupo de los occisos, lo que refuerza que el móvil sería el ajuste de cuentas al interior. La Fiscalía General del Estado continúa con el desarrollo de las indagatorias.

LA IDENTIFICACIÓN LA HIZO LA MADRE DEL KALIMBA:

El Kaliba llevaba los mismos apellidos que su madre biológica, porque ésta era casi una niña cuando lo alumbró, tenía apenas 15 años, es por ello que al niño lo registraron sus abuelos; este fue un inconveniente que tuvo la mujer para demostrar el entroncamiento familiar ante las autoridades.
Las fuentes consultadas también indicaron que la hermana de El Kalimba, actualmente se encuentra cursando la carrera en Criminalística en una conocida universidad en la ciudad de Puebla.
Cabe señalar que los cadáveres de las otras dos personas vinculadas a El Kalimba, los cuales fueron ejecutados el lunes pasado en la clínica de la colonia Lomas 5 de Mayo, no han sido reclamados.

LA MAMÁ DE EL KALIMBA AVISÓ A LOS FAMILIARES DE LA MUJER ÚLTIMADA

Hasta la mañana de este jueves nadie se había presentado a reclamar el cadáver de la amante de El Kalimba, por ello permanecía en calidad de desconocida. Fue la madre de Jesús Martín, quien luego de identificar a su vástago, fue a avisar a los familiares de la fémina ejecutada en la clínica de Lomas 5 de Mayo.
La mujer abatida en las circunstancias ya ampliamente informadas en este diario, fue identificada como Yuliana Rosas González, quien contaba con 32 años de edad, y se hacía llamar Anail; era madre soltera. Fuentes consultadas indicaron que la mujer era oriunda de la comunidad Las Lomas de Romero, en Tecamachalco donde se dedicaba a la venta de requesón.
Familiares de esta mujer se presentaron a reclamar el cadáver la tarde de este jueves y realizaron los trámites necesarios para que les entregaran el cuerpo y darle sepultura.

CÓMO LA LIBRÓ LA ENFERMERA DEL LUGAR

Como se informó en notas anteriores una enfermera de la clínica, y dos niños, uno de 8 años y otro de 5, salvaron la vida del ataque del grupo de sicarios. En el caso de los niños ya se mencionó que el mayor al escuchar los disparos jaló al pequeño y lo llevó a ocultarse y sólo salieron cuando estuvieron seguros que los maleantes se habían retirado.
Ahora se sabe que se trata de los dos hijos de la enfermera, familia que vivía en uno de los cuartos de la planta baja de la clínica.
La enfermera a su vez salvó la vida porque “se la perdonaron”, los delincuentes; éstos sólo la amagaron y la obligaron a que les indicara en dónde estaban ubicadas las cámaras de seguridad mismas que los delincuentes arrancaron y se llevaron, después de cometer el cuádruple asesinato.

SOSPECHAN DE LA ESPOSA DE EL KALIMBA

Entre el círculo cercano a Jesús Martín Mirón López, sospechan de su esposa, Janet Aurora. Algunos creen que puede ser ella quien lo haya traicionado a causa de la infidelidad de él, pues ya conocía la aventura que mantenía con Yuliana. Al menos eso es lo que creen algunas de las personas cercanas al capo huachicolero, afirmaron las fuentes que de manera anónima hicieron llegar la información a este diario.