• En el último año se realizaron con éxito cuatro cirugías a corazón abierto

BUAP. 3 de febrero 2015. Debido a su trascendencia en los servicios médicos que brinda a los universitarios, así como a población abierta, incluso de los municipios del estado, la Institución ha redoblado esfuerzos para hacer del Hospital Universitario de Puebla un centro de primer nivel, afirmó el Rector Alfonso Esparza Ortiz al asistir al Primer Informe de Labores de su director, Rosendo Briones Rojas.
Tras reconocer el trabajo realizado por sus directivos para la mejora continua de la infraestructura y los servicios médicos, una demanda constante durante su campaña, recordó que también se ha trabajado para obtener la certificación del HUP, proceso que ha representado un gran esfuerzo para quienes allí laboran.
“Una de las primeras acciones que quise llevar a cabo fue atender las necesidades del Hospital Universitario, pues cuando recorrimos las escuelas, facultades e institutos de la Institución, la petición recurrente fue mejorar el servicio. Hoy, a un año de distancia, ha mejorado significativamente. Hoy hay reconocimiento del trabajo realizado y estamos ciertos que hicimos lo que debíamos hacer”, subrayó.
Por su parte, al rendir su Primer Informe de Labores, Rosendo Briones Rojas señaló que es necesario tomar en cuenta los aspectos físicos, psicológicos, sociales, emocionales y espirituales de los pacientes, para dar una atención con calidez, equidad y calidad, que cumpla con las expectativas de los usuarios. “Este es el modelo que se está impulsando en el Hospital Universitario”, dijo.
Durante el primer año de su gestión, destacó la realización exitosa de cuatro cirugías a corazón abierto. Así también, la campaña de intervención de paladar hendido y labio leporino, con un registro de 350 valoraciones, cuyo resultado fueron cinco cirugías gratuitas, con médicos de Estados Unidos, Canadá y del Hospital Universitario, en beneficio de niños de escasos recursos.
Asimismo, se reestructuró el organigrama del hospital para permitir un mejor funcionamiento; se ampliaron los horarios del archivo clínico para disminuir los tiempos de espera; y se brindaron más de 100 mil servicios de consulta general y especializada, gracias a la contratación de más especialistas, principalmente en oftalmología, y la extensión de la consulta general al turno vespertino.
Dio a conocer, además, que en laboratorio y gabinete se realizaron 260 mil acciones gracias a la ampliación del servicio, tanto para derechohabientes como población abierta. También se realizaron inspecciones generales de los espacios hospitalarios y sus respectivos mobiliarios, con el objetivo de evaluar las condiciones físicas y operativas en las que se encuentran.
Como resultado de esta inspección se realizaron obras en el área de ginecología y obstetricia, mantenimiento mayor a la subestación eléctrica y a dos calderas, remodelación de quirófanos y de la unidad de cuidados intensivos y neonatales; así como la adquisición de nuevo equipo como camas eléctricas, mastógrafo, torre de endoscopía, equipamiento para fisioterapia y de carros rojos, entre otras acciones, cuyo resultado es un mejor servicio a derechohabientes y público en general.