• Estaba en estado de descomposición, fue privado de la vida con seis impactos de bala.

Odilón Larios Nava.- El cadáver hallado en un canal de aguas de riego en Cuapiaxtla de Madero, a 200 metros de la carretera La Colorada-Tepexi de Rodríguez, corresponde al de Julián Jiménez Flores, de 34 años de edad, quien estaba desaparecido desde el pasado 23 de noviembre, cuando salió a trabajar y ya no regresó a su casa. Lo ejecutaron de seis balazos, tres en la cabeza y tres más en la zona abdominal.
Su pareja sentimental de nombre Anayeli, acudió a denunciar la desaparición de persona ente el Ministerio Público de La Popular, donde se inició la averiguación previa 568/2015. Durante el fin de semana diversos medios de comunicación difundieron la información y la imagen del desaparecido a petición de su cónyuge para que la ciudadanía le proporcionara información en caso de tener informes del hombre.
El sábado por la mañana el Ministerio Público de Tepeaca, efectuó el levantamiento del cadáver de un hombre en calidad de desconocido. Las ropas que este hombre portaba y sus características coincidían con las del desaparecido, por ello las autoridades ministeriales se pusieron en contacto con la Anayeli.
Esta mujer acudió al anfiteatro de Tepeaca este lunes, unas horas antes de que el cuerpo hallado el sábado fuera enviado a la fosa común. Y ella reconoció que el cadáver correspondía al de Julián Jiménez Flores, de quien dijo era productor de zanahorias.
Hasta el cierre de esta edición se desconoce la identidad del o los homicidas. También el móvil de este asesinato. Las autoridades ministeriales de la comandancia de Tepeaca continúan con las investigaciones del caso.