+ El ingresó abordo de un taxi con otros cinco y pago el servicio y no mostró angustia de estar secuestrado

Dulce Gómez

El representante de la Asociación de Hoteles y Moteles de Puebla, Gustavo Ponce de León, informó que el estudiante de la Benemérita Universidad de Puebla (BUAP), Aldo Islas Tood, cuyo cuerpo fue hallado en el Motel Miño, amordazado y maniatado, entró por su propio pie al lugar ubicado en la 8 Oriente, en la colonia El Resurgimiento.

Ayer, el empresario explicó que el alumno de la Facultad de Contaduría y de 21 años de edad ingresó el jueves pasado junto con otros tres hombres y dos mujeres.

Resaltó que las seis personas llegaron en un taxi, y posteriormente Islas Tood pagó el servicio de hospedaje.

“Esta persona entró solita. Llegaron en un taxi seis personas, dos adelante y cuatro atrás, el chavo se baja sin ningún problema”, relató al tiempo de manifestar que en ningún momento hubo señal de auxilio.

Ponce de León apuntó que los trabajadores de los hoteles y moteles no pueden saber lo que sucede al interior de las habitaciones. No obstante, añadió que el personal está en constante capacitación para prevenir delitos.

“Si hubiera estado secuestrado pues corre o pide auxilio. Todavía pagó la habitación, nosotros no podemos saber qué pasa dentro de la habitación”, afirmó.

Trascendió que la familia del joven vive en Teziutlán y negociaba el rescate del joven, pues fue privado de su libertad la semana pasada, pero al no concretarse el pago de un millón de pesos, sus captores lo asesinaron.