El diálogo entre trabajadores, empleadores y Gobierno permiten que en México siga existiendo paz laboral, afirmó el Secretario del Trabajo y Previsión Social, Alfonso Navarrete Prida, quien explicó que con ello “se establecen bases más sólidas que den certidumbre para planear las tareas hacia adelante y que por ende nos permitan crecer y mejorar los ingresos y las condiciones de vida de las familias mexicanas como resultado de la democratización de la productividad”.
En reunión con empresarios chiapanecos -en su reciente visita a Tuxtla Gutiérrez-, el encargado de la política laboral del país afirmó que  una prioridad de la Política Nacional en Materia Laboral del Gobierno de la República es conservar la paz entre los factores de la producción, privilegiando el diálogo, la conciliación y el entendimiento que permitan mantener el equilibrio y la armonía laboral.
Destacó que bajo esa premisa, durante estos primeros casi seis meses de 2014, se han logrado conciliar todos y cada uno de los 3,281 emplazamientos a huelga  que en materia federal fueron desahogados, sin que alguno de ellos hubiese estallado, inercia que se viene presentando desde el último bimestre del año pasado, con lo que se cumplen ya un poco más de siete meses sin que se presente una sola huelga, donde vale la pena resaltar que este hecho no se había presentado en la historia reciente.
La paz laboral es clave para la competitividad del país, reiteró el Secretario Alfonso Navarrete Prida, con lo cual se atrae y mantiene la inversión productiva, generando con ello nuevas  fuentes de empleo.
Explicó que a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social le corresponde hacer respetar los derechos individuales y colectivos de los trabajadores; mantener las fuentes de empleo; resolver los conflictos laborales, y generar las condiciones para la inversión y creación de empleos.