* Éste desarrollo realmente permite cambiar la vida de quienes enfrentan condiciones de pobreza, y crear oportunidades de bienestar para todos, señaló

El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, afirmó que “el desarrollo no se genera a voluntad, ni se produce de manera espontánea; es consecuencia del trabajo y la maduración de proyectos con visión de futuro”.

En el evento en el que atestiguó la firma del Convenio de Coordinación para el Establecimiento y el Desarrollo de la Zona Económica Especial de Progreso, Yucatán, e inauguró el Centro Internacional de Congresos de Yucatán, el Primer Mandatario añadió: “éste es el único desarrollo que realmente permite cambiar las vidas de quienes enfrentan condiciones de pobreza, y crear oportunidades de bienestar para todos”.

“Los mexicanos nos atrevimos a crear las Zonas Económicas Especiales, y hoy lo estamos logrando. De igual forma, nos atrevimos a impulsar las Reformas Estructurales y sentar las bases de la transformación de México”, añadió.

Puntualizó que “se trata de proyectos que han comenzado a dar frutos, pero que tendrán que madurar en el mediano plazo para mostrar todo su potencial y todos los grandes beneficios que tendrán”. Estoy convencido, agregó, “de que la implementación de las Zonas Económicas Especiales significa un cambio de fondo que será un parteaguas en la evolución económica de México”.

El Titular del Ejecutivo Federal expresó su felicitación al estado de Yucatán por el establecimiento de la nueva Zona Económica Especial en Progreso, “lo que nuevamente reafirma de esta entidad su condición de ser especial, y lo reafirman también todos los proyectos de infraestructura que aquí se han realizado, como este importante Centro de Congresos que hoy estamos inaugurando”.

Indicó que la creación de Zonas Económicas Especiales “es uno de los proyectos más importantes y trascendentes de esta Administración, y al igual que otros emprendimientos de gran calado, como la Reforma Energética y la Reforma Educativa, el proyecto de Zonas Económicas Especiales es transexenal, es decir, sus mayores resultados se alcanzarán en el mediano plazo”.

“Las Zonas Económicas Especiales marcarán un hito en el desarrollo del sureste del país, al generar un círculo virtuoso entre inversión, actividad manufacturera de alto valor agregado, mano de obra calificada y empleos mejor pagados. Se estima que, en conjunto, las Zonas Económicas habrán de dar empleo a casi medio millón de personas y atraerán inversiones cercanas a los 50 mil millones de dólares durante el siguiente par de décadas”, señaló.