Calificó el arzobispo de Puebla, Víctor Sánchez Espinosa, el debate entre los candidatos a la presidencia municipal de Puebla como un foro positivo donde se dejaron fuera las descalificaciones.
Sánchez Espinosa consideró que el encuentro entre los contendientes a la alcaldía poblana se caracterizó por basarse en dar a conocer las propuestas.
En entrevista el jerarca de la grey católica opinó que los ciudadanos reamente lo que querían escuchar eran las propuestas de los aspirantes a la presidencia municipal y eso fue lo que escucharon.
Sánchez Espinosa expresó que con este debate los electores pudieron conocer un poco más a los contendientes, es decir, a Miguel ángel Ceballos López del Partido del Trabajo (PT), a José Antonio Gali Fayad de Puebla Unidad y a Enrique Agüera Ibáñez de la coalición 5 de Mayo.
El arzobispo de Puebla afirmó que los rubros tratados durante el debate realizado el martes pasado por Actívate por Puebla como seguridad, obra pública, transparencia, entre otros, son los más relevantes para la ciudadanía ya que actualmente preocupan a la sociedad en general.
De igual forma Sánchez Espinosa reiteró que esos temas también, son parte de las preocupaciones de la iglesia católica por lo que quien llegue a la alcaldía, deberá de trabajar en estos tópicos, brindando así mayor seguridad a los poblanos.
El jerarca de la grey católica expresó que el pasado de los candidatos a la presidencia municipal, debe de quedar atrás, y ahora su principal objetivo deberá estar encaminado a acciones positivas.
Asimismo Víctor Sánchez realizó un llamado a la ciudadanía para que se queden con lo positivo de cada uno de los contendientes pues las acusaciones no son propias de este tipo de contiendas y únicamente llevan a la guerra sucia.
El líder de la iglesia católica en la entidad dijo que ahora los aspirantes a la presidencia municipal continuarán trabajando en las semanas que quedan de campaña por lo que los ciudadanos deberán estar atentos de sus actividades.