Por Jesús Lemus/Puebla

El diputado local independiente, Julián Peña Hidalgo, consideró que el Congreso de Puebla es una oficina de trámites para avalar iniciativas que benefician a los partidos políticos hegemónicos que representan el poder.
Señaló que en su caso particular, presentó el año pasado una serie de iniciativas que solo se quedaron en la congeladora de las diversas comisiones que conforman el Congreso del Estado de Puebla.
Entre las iniciativas que no prosperaron, dijo, fue eliminar el fuero constitucional a ciertas autoridades del gobierno del estado, con el objetivo de evitar que dicha figura se usara para cometer actos ilícitos
“Siempre lo he dicho, este Congreso del Estado de Puebla tiene preferencia por todos los diputados afines a los partidos hegemónicos o también por las iniciativas que vienen del ejecutivo estatal”.
Peña Hidalgo consideró que el Poder Legislativo tiene “cifras maquilladas” sobre todo el trabajo de los representantes populares, pues insistió que en lo personal tiene barreras para lograr el consenso en determinada iniciativa de ley.
Destacó que un ejemplo de lo anterior, es que en la página del Poder Legislativo hay un total de mil 11 iniciativas presentadas por todos los diputados locales, de las cuales cerca de 400 han sido dictaminadas por el Pleno del Congreso local.