• Fuentes policiales y pobladores de Moyotzingo, coincidieron en que el detenido por las autoridades federales no está relacionado con los hechos del 2 de mayo.
• Pobladores de esa comunidad informaron que el hombre está enfermo desde hace tiempo de cirrosis hepática, por lo que ya no puede delinquir.

Odilón Larios Nava.- Diversas fuentes policiales y pobladores de Moyotzingo, coincidieron en señalar que el “Chivo” huela a expiatorio. Esto con relación a la detención de Orlando Xolapa Sánchez, de quien las autoridades federales señalaron que es apodado “El Chivo”, pero la gente de Moyotzingo asegura que ese no es su apodo, su mote real es “El Kotex”.
Ante las publicaciones hechas en este diario, basadas en la información dada a conocer por las autoridades federales, fuentes policiales entablaron comunicación – solicitaron anonimato – e indicaron que esta detención no es otra cosa que una acción para tranquilizar a la opinión pública. Aseguraron que las investigaciones no señalan a Orlando como partícipe de los hechos ocurridos el 2 de marzo, en donde perdió la vida el niño Elías David, de 2 años 7 meses de edad y dos mujeres fueron abusadas sexualmente.
El día martes por la noche las autoridades federales filtraron con los medios nacionales de comunicación el nombre de Orlando Xolapa Sánchez, como uno de los responsables de la agresión a una familia en el kilómetro 90 de la autopista México-Puebla. Posteriormente, el miércoles por la mañana, ratificaron la información en una conferencia de prensa.
Sin embargo fuentes policiales señalaron que todo parece un distractor, pues las investigaciones del caso apuntan “a otro lado”. Aseguran que aunque El Kotex, o El Chivo como le llamó la federación, sea un delincuente local, las indagatorias no lo vinculan con los hechos del 2 de mayo.
Habitantes de la comunidad de Moyotzingo informaron a diversos medios de comunicación que Orlando sí pertenece a una familia en donde varios de sus miembros están encarcelados por dedicarse a la delincuencia, como es el caso de Armando, “El Japonés” y/o “El Diablito”.
Pero aseguraron que Orlando actualmente está enfermo, tiene cirrosis hepática y usa bastón, por lo que desde hace un tiempo ya no puede delinquir: “Que las autoridades no nos den atole con el dedo. Sí es hermano de ‘El Diablito’, pero pobre cuate tiene cirrosis hepática. Ya no es el que la deba, sino el que la pague, que agarren a los verdaderos culpables, que no inventen”.