Por Jesús Lemus/Puebla

El sub secretario de la SEDATU, Juan Carlos Lastiri Quirós, rechazó que el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PRI, lo haya frenado en su recolección de 500 mil firmas para pedir que rumbo al 2018, sea una consulta a la base el método para elegir al candidato a gobernador de Puebla.
En el encuentro con los medios de comunicación, el aspirante a Casa Puebla, sentenció que en el PRI poblano deben dejarse atrás las diferencias para lograr con unidad elegir al abanderado que competirá por los diversos cargos de representación popular.
En este sentido, puntualizó que con base en una encuesta que tiene y que no especificó cual, el 70 por ciento de los poblanos están pensando en una nueva alternancia, en la que el PAN no vuelva a gobernar el territorio poblano.
Lastiri Quirós argumentó que el PRI debe dejar las divisiones internas, pues los adversarios políticos tienen una amplia ventaja sobre quiénes son sus perfiles que aparecerán en las boletas electorales el siguiente año.
Al argumentar que lleva unas cien mil firmas para la consulta a la base, el funcionario dijo que hay unos resultados importantes, donde la militancia del PRI pide transparencia en la selección de candidatos y dejar atrás las decisiones cupulares sobre estos escenarios.
“El PRI no podrá desdeñar las 500 mil firmas, hay que entrarle a la competencia para recuperar Casa Puebla (…) El 70 por ciento de los poblanos quiere una alternancia y donde no se encuentre el partido que nos gobierna, ellos ya tuvieron dos oportunidades”, mencionó.
Por último, condenó que agrupaciones civiles estén politizando el tema de la inseguridad a través de marchas que no abona en la construcción de políticas públicas para abatir esta problemática.
Consideró que la inseguridad es un asunto de los tres niveles de gobierno, quienes deben aportar las estrategias y recursos públicos para garantizar la tranquilidad de todos los ciudadanos.