• Por las características fisionómicas y los tatuajes fue plenamente identificado; esta información que desde el primer día este diario le ha dado a conocer, fue confirmada de manera oficial por la Fiscalía.

Odilón Larios Nava.- Confirmó la Fiscalía General del Estado (FGE) lo que en este espacio le hemos informado desde el lunes por la noche, que uno de los ejecutados dentro de la clínica de la colonia Lomas 5 de Mayo, es Jesús Martín Mirón López, alías El Kalimba, líder huachicolero que operaba en la región de Palmar de Bravo y Tecamachalco.
La identificación del cadáver la efectuó la mamá de El Kalimba, quien identificó algunos tatuajes de su hijo y obviamente, las características fisionómicas del mismo, por lo que efectuó los trámites para reclamar al cuerpo. Los cadáveres de los otros dos acompañantes de El Kalimba, que también fueron abatidos, su pareja sentimental y su escolta, no han sido reclamados. El único identificado es el hermano del dueño de la clínica, el cual está considerado como uno de los inocentes que fueron víctima de los sicarios.
La progenitora de Jesús Martín, acudió a las instalaciones del anfiteatro de Puebla, donde permanecían tres de los cadáveres de las cuatro personas que fueron ultimadas a balazos el pasado lunes en la clínica EPMAC, ubicada en la avenida Porfirio Díaz número 133 de la colonia Lomas 5 de Mayo, en la ciudad de Puebla.
Fue esta fémina la que tuvo que efectuar el reconocimiento del cadáver y así es como se confirmó oficialmente que uno de los ejecutados es El Kalimba. La identificación se hizo gracias a que la mujer describió y reconoció los tatuajes que tenía su hijo, además de que pudo identificar sus características fisionómicas.
Así es como confirmó que El Kalimba acudió a ese lugar después de haber pasado a hacer compras a la nueva mega plaza comercial ubicada en la Calzada Zaragoza, donde él y la mujer que lo acompañaba – con la que mantenía una relación sentimental – compraron en una conocida tienda.
Después de esas compras acudieron a la clínica en donde no se ha especificado si él o su acompañante, pretendía hacerse una operación plástica de nariz. Mientras estaban en el interior llegó el comando armado que los ejecutó en cuestión de segundos. El Kalimba, la mujer y un hombre que lo acompañaban fueron aniquilados con disparos de armas de fuego, por desgracia el hermano del dueño de la clínica se cruzó en el camino de los sicarios y también le arrebataron la vida.
Desde el lunes por la noche fuentes policiales informaron a este diario que toda esta violencia se debió a un dispositivo criminal planeado para ejecutar a El Kalimba, líder huachicolero vinculado con Roberto de Los Santos de Jesús, alías El Bukanas, quienes están considerados como unos de los principales capos del huachicol en la entidad poblana.
Sin embargo durante toda la noche del lunes, todo el martes y parte del miércoles, nadie se presentó a reclamar el cadáver. Fue hasta la tarde de este miércoles cuando llegaron familiares al Servicio Médico Forense (SEMEFO) a identificar y reclamar el cuerpo.
Las fuentes policiales consultadas indicaron que además de las características fisionómicas, sabían que era Mirón López, por los tatuajes que presentaba el cuerpo. De esta forma se confirma que él, El Kalimba, fue el objetivo de esta agresión; todos los violentos actos que cometieron los sicarios fueron para aniquilarlo, esto como parte de los ajustes de cuentas entre los diferentes cárteles del huachicol.
Es importante recordar que los sicarios en su huida por Amozoc, mataron a tres personas inocentes que por desgracia se encontraban en el camino del grupo de gatilleros.
Se presume que este mismo grupo delictivo puede estar vinculado con los cuatro homicidios ocurridos la madrugada del pasado martes en Palmar de Bravo, en donde fueron privados de la vida Emilio, un hombre vinculado a El Kalimba, así como sus padres y una hermana, estos tres últimos fueron privados de la vida cuando intentaron defender a Emilio, quien era el objetivo a eliminar por parte del grupo delictivo.