• Trascendió que la Fiscalía le imputa los delitos de portación de armas de fuego y posesión de drogas.

Odilón Larios Nava.- Fuentes cercanas a este diario indicaron que hasta la noche de este martes, el empresario gasolinero presuntamente vinculado al robo de hidrocarburo, Max Othon Muñoz Bravo, alias El Cachetes, no había sido remitido ante el Juez de Control para que se califique su detención y se le realice la formulación de imputación y continuaba en las instalaciones de la Fiscalía General del Estado (FGE).
Pese a lo anterior la Fiscalía no había indicado si se ampliaría el término constitucional para fortalecer la carpeta de investigación y posteriormente remitirlo ante las autoridades judiciales. La dependencia estatal no había precisado los delitos que se le imputan a este hombre, reconocido como empresario del ramo gasolinero y presuntamente vinculado al robo y distribución de hidrocarburo de procedencia ilícita.
Ante esta falta de información oficial se desconoce el momento en que se vaya a realizar la audiencia de formulación de imputación, pero trascendió que las autoridades podrían ordenar que ésta fuera a puerta cerrada para evitar la presencia de los medios informativos.
De forma extraoficial se dijo que los delitos que imputará la Fiscalía a Othon Muñoz, son los de portación de arma de fuego de uso exclusivo del Ejército Mexicano y posesión de sustancias prohibidas, drogas.