Dulce Gómez

El Ayuntamiento de Puebla dejará de hacer obras públicas, entre ellas pavimentaciones a cambio de garantizar la seguridad, con un monto de 50 millones de pesos, anunció el alcalde capitalino, Luis Banck Serrato.
En entrevista, el presidente municipal destacó que la inseguridad es el principal reto a vencer de su administración, e incluso recordó que constantemente se reúne con vecinos de las colonias de Puebla, a fin de conocer sus opiniones y llamados en cuanto a este tema.
“La inseguridad es el principal reto que tenemos, yo creo que debemos evitar politizarlo, aquí todos nos tenemos que sumar, no ver una oportunidad política o electoral”, indicó, al cuestionarle sobre algunos políticos que han señalado al Ayuntamiento de Puebla de no hacer nada contra los delitos que se cometen.
De este modo, modo puntualizó que tras una reunión con regidores se acordó destinar más de 50 millones de pesos –reasignados de otras partidas- para mejorar la capacidad de reacción del gobierno, específicamente para la compra de patrullas y equipamiento para los efectivos.
“El gobernador del estado nos está apoyando en este esfuerzo. Los programas a recortar son básicamente los programas de ahorro de energía eléctrica, dejaremos de hacer algunas pavimentaciones y obras”, glosó.