Pese al recorte de 120 millones de pesos de recursos federales a las arcas del ayuntamiento de Puebla, el presidente municipal Luis Banck Serrato, no pedirá una línea de crédito para este 2016.

Así lo anunció el presidente de la comisión de patrimonio y hacienda del Cabildo poblano, Gustavo Espinosa Vazquez, quien informó que de manera unánime aprobaron los 51 últimos días de la cuenta pública de Antonio Gali Fayad así como el análisis de los primeros nueve días de Luis Banck.

“Se aprobaron los 51 días de Gali, con eso se cierra en temas financieros, y se analizan los primeros nueve días del nuevo presidente Luis Banck, se abre una nueva etapa de la situación económica”.

Comentó que el próximo viernes sesionará el Cabildo poblano para aprobar o, en su caso, desechar los últimos 51 días del presidente municipal con licencia.

Espinosa Vázquez dio a conocer también que dentro de las pláticas que han sostenido con el edil capitalino, no habrá una petición formal para solicitar líneas de crédito, debido a que se pretende trabajar bajo la racionalidad con la que venía laborando Gali Fayad.

Declaró que aunque la federación recortó 120 millones de pesos, el Cabildo inició con un presupuesto austero y racional, por lo que no hay necesidad de recurrir al endeudamiento.

“Con el mismo presidente se aclaró que necesitamos sigamos en el entendido de una disciplina fiscal, en orden, cuando menos así será en este 2016 que no habrá deuda”.