+ El investigador de la Universidad de Kansas impartió la conferencia “Acceso abierto y las universidades en México: Lecciones por aprender y pagar”

El acceso abierto a publicaciones científicas permite compartir el conocimiento al mundo, lo cual se traduce en información disponible para otros académicos y estudiantes, quienes la toman para nutrir sus investigaciones; por ello, representa el futuro en el sistema de comunicaciones académicas, aseguró Town Peterson, investigador de la Universidad de Kansas, en Estados Unidos.

En su conferencia “Acceso abierto y las universidades en México: Lecciones por aprender y pagar”, impartida en la Facultad de Ciencias Biológicas de la BUAP, el académico adscrito al Instituto de Biodiversidad, indicó que el acceso abierto también involucra una evaluación rigurosa y permite incrementar el número de citas de los artículos científicos, en 10 por ciento. “Todo mundo lucha por estar en las mejores revistas, pero uno puede publicar artículos sin impacto en la ciencia. Que el trabajo de un investigador tenga efecto en sus colegas, esa es una mejor métrica”, expresó.

Ante un auditorio conformado en su mayoría por estudiantes, el especialista en geografía de la biodiversidad insistió que la relevancia de un sistema abierto de información académica radica en fortalecer el acervo en este rubro y, por ende, proporcionar más medios bibliográficos a los estudiantes.

 ¿Qué hacer ante el reto de abrir el conocimiento al mundo? Para responder a la pregunta, el doctor Town Peterson señaló la necesidad de cambiar las políticas de acceso abierto, al cual las universidades pueden sumarse a través de asociaciones de financiamiento de este tipo de plataformas, como ocurre con SciELO, un proyecto de biblioteca digital que permite la publicación electrónica de ediciones completas de revistas científicas.

  Otro medida sería crear un sistema que mida las publicaciones independientes; es decir, medir el impacto de la publicación y no de la revista. “Hay que pensar en los sistemas de evaluación. Se deben desarrollar otras métricas que también reconozcan el trabajo de los investigadores”.