• Cientos de poblanos acudieron al tradicional encendido del árbol navideño, en el Complejo Cultural Universitario
BUAP.
Para la BUAP, el año que está por culminar trajo grandes resultados. Lo más relevante fue la generación de sinergias y ambientes de colaboración, para concretar beneficios a favor de todos los universitarios y la sociedad en general, expresó Flavio Guzmán Sánchez, encargado de despacho de la Vicerrectoría de Extensión y Difusión de la Cultura de la Institución, al presidir el tradicional encendido del árbol navideño, en el Complejo Cultural Universitario (CCU).
Muestra de estas sinergias es el trabajo de estudiantes que colaboran en el Centro de Estudios en Energía y Ambiente de la BUAP, que permitió que por primera vez el monumental árbol posea iluminación Led, cuya fuente de energía son celdas fotovoltaicas que dan luz exclusivamente a los cintillos azules. Para ello se instalaron diez paneles solares de 275 watts que funcionan a 24 voltios, 16 baterías, cuatro controladores y un inversor.
El árbol navideño de la BUAP, ubicado en el CCU, mide alrededor de 45 metros de altura. Es un árbol amigable con el entorno, pues sus luces son alimentadas con energía limpia, a través de un mecanismo diseñado por los propios universitarios. Representa, para quienes forman parte de la Institución, el fin de un año lleno de éxitos y logros.
Mientras las familias disfrutaban del talento de los grupos artísticos de la BUAP, un coro integrado por más de 100 voces que interpretaron los tradicionales villancicos, otros se complacían al ver la habilidad de los patinadores profesionales, de talla internacional, que se encargaron de inaugurar la pista de hielo, la cual estará abierta al público en general.