El presidente Andrés Manuel López Obrador planteó que si la reforma para la creación de la Guardia Nacional no se aprueba en el Legislativo, se tendrá que respetar lo que establece la Constitución y el Ejército estaría impedido para realizar acciones de seguridad pública en las calles.

 

“Es que tendríamos que cumplir con la Constitución, no vamos nosotros a simular, esto no es el Porfiriato o los tiempos posteriores, de que la Constitución se respetaba en la forma y se violaba en el fondo, o sea hay que cumplir lo que establece la Constitución. Por eso, de manera abierta y franca, estamos planteando la reforma a la Constitución, ya no seguirle dando la vuelta, seguir simulando, vamos a analizar las cosas como son, con realismo y vamos a buscar la manera de resolver el problema”, respondió.

 

López Obrador aclaró que actualmente no se tienen elementos suficientes y el marco legal actual no permite que las fuerzas armadas hagan labores de seguridad pública.

 

El artículo 21 de la Constitución establece que la seguridad pública debe ser responsabilidad de la autoridad civil.

 

“No tenemos elementos suficientes, requerimos del apoyo de las fuerzas armadas para crear este nuevo agrupamiento que garantice la seguridad pública sin violar derechos humanos y con el cumplimiento de protocolos para el uso de la fuerza”, indicó.

 

Por tal motivo, urgió al Poder Legislativo a aprobar la reforma constitucional para atender el problema de la inseguridad y la violencia.

 

“Es muy importante que tengamos este agrupamiento para garantizar la seguridad pública. Espero que los legisladores aprueben la reforma constitucional, tengo confianza de que van a actuar los legisladores con responsabilidad porque se requiere contar con más elementos para la seguridad pública”, afirmó.