• El hombre se hizo pasar por cliente, le pidió una memela de carnitas, en cuanto dio la vuelta le metió varios disparos.
• El sicario fue directo a matarlo, se presume que se trata de algún tipo de ajuste de cuentas.

Odilón Larios Nava.- A sangre fría fue asesinado el propietario de un pequeño restaurante ubicado en un vivero de Atlixco. El sicario se hizo pasar por comensal, le pidió a su víctima que le trajera una memela de carnitas y cuando éste último dio la vuelta le disparó, el asesino después escapó.
En el lugar del crimen se encontraron 5 casquillos calibre 9 milímetros, se dijo que el homicida accionó su arma para abrirse paso al escapar. Versiones extraoficiales indicaron que huyó a bordo de un vehículo color verde del cual no dieron mayores datos.
Varios fueron los testigos de estos acontecimientos, pero quien estuvo más cerca, fue una de las empleadas del lugar, quien en su primer día de trabajo le tocó ver cómo mataban a su patrón.
Fue alrededor de las once de la mañana de este martes cuando se suscitó este asesinato en frente de Megaviveros. El hoy occiso fue identificado como José Francisco Antonio León Arias, de 25 años de edad, quien según las versiones de los testigos es hijo de los viveristas Hermanos León.
Una versión recabada en el lugar por los policías indica que este hombre estuvo atendiendo como mesero a un masculino. Este último habría pasado algún tiempo afuera del establecimiento, hasta que se decidió a ingresar y pidió alimentos.
El asesino pidió la mencionada memela con carnitas y cuando León Arias dio la vuelta le disparó sin dudarlo. El propietario del lugar cayó abatido, su muerte fue casi instantánea. Al tiempo el homicida salió del local haciendo otras detonaciones y escapó. Las autoridades ministeriales embalaron cinco casquillos calibre 9 milímetros.
El ataque fue directo, por lo que el móvil del asesinato se presume pudo ser un ajuste de cuentas y ejecutor un asesino profesional. Según versiones que algunos vecinos dieron a las autoridades, el hoy occiso contaba con antecedentes penales por hechos delictivos graves.