• Salió de su casa en Huauchinango, se dirigía a trabajar como conductor, pero los sicarios lo estaban esperando.

Odilón Larios Nava.- Con varios impactos de bala fue asesinado un hombre de 57 años, en Huauchinango. Fue abatido a metros de su casa, se dirigía a trabajar como chofer, pero los sicarios lo estaban esperando. Por la forma en cómo fue privado de la vida, se presume que se trató de un ajuste de cuentas.
Sus familiares llegaron de inmediato al lugar, lo identificaron como Roque Isaac Moisés Becerra, de 57 años de edad.
Según declararon sus familiares, el hombre salió muy temprano de su casa, y apenas había avanzado unas cuadras, cuando recibió varios disparos de arma de fuego. Se presume que los sicarios lo estaban esperando y al verlo no dudaron en cerrarle el camino y apagarle la vida.
Las diligencias del levantamiento del cadáver corrieron a cargo de personal de la agencia estatal de investigación, quienes iniciaron las investigaciones del caso. Por la mecánica de hechos no descartaron que se trate de un ajuste de cuentas.
La población de Huauchinango está preocupada por todos los crímenes similares que se han estado suscitando desde el último año. De hecho entre la gente comienza a mencionarse el rumor de que puede tratarse de una pugna entre miembros de bandas rivales.