• Un centenar de gente cercana a los occisos impidió que la fiscalía realizara el levantamiento de los cadáveres y las necrocirugías.

 

Odilón Larios Nava. – Dos hombres fueron asesinados dentro de una tienda en San Lucas El Grande, en el municipio de San Salvador El Verde. Los sicarios les dispararon en diversas ocasiones con armas de grueso calibre, la mayoría de los tiros se los dieron en la cabeza. Se presume que se trató de una venganza entre miembros de la delincuencia organizada vinculados al robo de hidrocarburo.

Los dos asesinados son Héctor Márquez Gutiérrez, de 31 años, apodado “El Tacubayo”, presunto líder de una banda dedicada al robo de hidrocarburo en aquella región del estado. El otro muerto es Julio Mena Pérez, de 58 años. Fueron reconocidos plenamente por sus familiares.

Este doble asesinato provocó una gran movilización por parte de gente cercana a los occisos, quienes bloquearon los accesos a la Clínica Libert y quemaron llantas, además de que muchos de ellos iban armados y por al menos unas horas mantuvieron retenidos a agentes ministeriales.

Por medio de estos hechos de violencia los familiares de los occisos evitaron que las autoridades de la Fiscalía General del Estado (FGE) realizaran el levantamiento de los cuerpos y que fueran llevados al anfiteatro para las respectivas necropsias de ley.

 

LOS HECHOS

 

Alrededor de las 10:30 horas de este martes se recibió una llamada que indicaba que en las calles Mariano Matamoros esquina con 18 de Marzo, de San Lucas El Grande dos hombres habían sido baleados.

Paramédicos de SUMA llegaron para revisar a los heridos y confirmaron que estaban muertos. Esto fue lo que informaron a los deudos. Los familiares de los occisos reaccionaron violentamente y golpearon a los paramédicos, obligaron que tomaran los cuerpos y que los trasladaran a la clínica particular, en donde los galenos confirmaron que ya no había nada que hacer.

Posteriormente acudieron agentes ministeriales para realizar las diligencias del levantamiento de los cuerpos en dicho nosocomio, pero también llegaron cerca de cien personas relacionadas con los occisos, algunas de las cuales, según reportes policiales iban armados y estarían relacionados con el robo de combustible a Pemex.

Estas personas cerraron la circulación frente al hospital y quemaron llantas, a la vez que retuvieron a los agentes ministeriales. Exigieron que les entregaran los cuerpos, que no se los llevaran para hacer las necropsias. Esto no puede realizarse pues para realizar las investigaciones es necesario concluir con los peritajes y la necrocirugía de rigor.

Sin embargo, ante las exigencias de los manifestantes, las autoridades ministeriales terminaron cediendo y alrededor de las 16:30 horas permitieron que se llevaran los cuerpos en sus respectivos ataúdes. Solo así fue como los sujetos rijosos se retiraron del lugar.

 

VERSIÓN EXTRAOFICIAL

 

El pasado sábado ocurrió un asesinato en San Lucas El Grande, de acuerdo con versiones extraoficiales ese crimen se le adjudicó a “El Tacubayo”. Por ello sus rivales habrían ido a cobrar venganza este martes por la mañana.