• Los cadáveres con huellas de tortura y con impactos de bala, fueron encobijados y sembrados en ese lugar.

Odilón Larios Nava.- Dos hombres de aproximadamente 40 a 45 años de edad, fueron ejecutados y sus cuerpos abandonados a un costado del Periférico Ecológico a escasos metros de la entrada a Misiones de San Francisco, en el municipio de Santa María Coronango.
Los cadáveres estaban encobijados, presentaban huellas de tortura y, de acuerdo con fuentes policiales, presentaban impactos de arma de fuego. Los dos hombres se encontraban en calidad de desconocidos hasta el cierre de esta edición.
Cerca de las seis de la mañana de este viernes algunos trabajadores pasaban por el lugar y se percataron que había dos cuerpos encobijados, entre la maleza pero justo a la orilla de la carpeta asfáltica.
Tras dar aviso al 911, personal de la Policía de Coronango y Paramédicos de SUMA acudieron al lugar, cunado los segundos corroboraron que los hombres estaban muertos, los primeros procedieron a hacer el aseguramiento del área correspondiente.
Uno de los cuerpos, el del hombre de aproximadamente 40 años de edad, no portaba camisa ni playera, es decir su torso estaba desnudo. Si portaba un pantalón de mezclilla con un cinturón mal colocado, el pantalón tenía huellas de sangre, también portaba calcetas color blancas. Es de complexión media y como rasgo característico usaba barba de candado, su cabello es negro y corto.
El segundo cadáver corresponde al de un hombre de entre 45 a 50 años de edad, el cual presentaba también diversas lesiones. Es de complexión robusta, portaba pantalón de mezclilla color azul, sujetado con un cinturón de cuero, llevaba una camisa blanca que fue teñida de rojo por la sangre, también portaba botas vaqueras color negro. Como seña particular usaba bigote y su cabello es negro y corto.
El personal de la Agencia Estatal de Investigación efectuó el levantamiento de los cadáveres e inició la carpeta de investigación del caso. Aunque no se ha definido la línea de investigación, trascendió que podría tratarse de un ajuste de cuentas entre bandas de huachicoleros.