• El de Tecamachalco presentó tres disparos en la cabeza y el de Tepeaca tenía seis balazos en total.

Odilón Larios Nava.- Un hombre fue ejecutado con tres impactos de bala en la cabeza, su cuerpo fue encontrado por campesinos en Tecamachalco. Un segundo cadáver fue encontrado en Cuapiaxtla de Madero, este estaba en estado de descomposición y tenía seis balazos en el cuerpo, tres en la cabeza y tres más en la zona abdominal.
El primero de los dos casos señalados ocurrió el pasado sábado a las 07:30 horas, que fue cuando los números de emergencias recibieron una llamada de campesinos, quienes informaron que en los terrenos de cultivo denominados Las Lomas de Romero, se encontraba un hombre atado de manos, en medio de un lago hemático.
Cuando los paramédicos llegaron al sitio del hallazgo, confirmaron que el hombre estaba muerto. Según los primeros reportes, presentaba tres impactos de bala, de diferente calibre, en la cabeza.
El hoy occiso vestía pantalón de mezclilla, sudadera azul, playera gris con franjas azules, calzado tipo botín color gris. Quien estaba tendido bocabajo, en un camino de tierra, en donde se veían los rastros hemáticos, lo que indica que allí le dieron muerte.
Se trata de un masculino de aproximadamente 35 años de edad, quien se encuentra en calidad de desconocido. Hasta el cierre de esta edición se desconocía el móvil del asesinato de este hombre.
En un segundo caso, también campesinos, hallaron el cadáver de un hombre en avanzado estado de descomposición, en un canal de aguas de riego, el cual está ubicado a 200 metros de distancia de la carretera La Colorada-Tepexi de Rodríguez, en Cuapiaxtla de Madero.
En este caso se trata de un hombre de aproximadamente 30 años de edad, igualmente en calidad de desconocido, quien se presume llevaba por lo menos tres días muerto.
Policías de Cuapiaxtla aseguraron el lugar donde yacía el cadáver, en el paraje Las Cuevas. El hoy occiso vestía una playera tipo Polo, marca Sarah color blanco, tenis de la mara Adidas color blanco, tines del mismo color, pantalón de mezclilla color azul y chamarra color café.
El hombre según los reportes preliminares, presentaba seis impactos de bala, tres de ellos en la cabeza y tres más en la zona abdominal.
En ambos casos se desconocía el móvil del asesinato, y al cierre de esta edición no habían sido identificados. En el primer caso las diligencias del levantamiento del cadáver corrieron a cargo del Ministerio Público de Tecamachalco y en el segundo de su similar de Tepeaca.