• Les dispararon desde un vehículo en movimiento con rifles de asalto.

Odilón Larios Nava.- Dos hombres fueron rafagueados desde un Neón negro, en la comunidad de Palmillas, en san Matías Tlalancaleca. Uno perdió la vida en el lugar y el otro en el Hospital Integral de Texmelucan. Se presume que se trató de un ajuste de cuentas probablemente relacionado con el robo de hidrocarburo.
Los hechos ocurrieron antes del mediodía de este miércoles a la altura del kilómetro 78 de la carretera federal México-Puebla, cuando dos masculinos caminaban a orilla de la carretera. Desde el vehículo en movimiento les dispararon en por lo menos 15 ocasiones.
Un hombre cayó abatido en el lugar, el otro tenía leves signos vitales, por lo que fue trasladado por paramédicos al Hospital Integral de Texmelucan en donde posteriormente murió.
Los sicarios escaparon tan pronto como habían llegado. Se presume que utilizaron armas AK-47, mejor conocidas como cuerno de chivo, entre otro tipo de calibres para matar a sus objetivos.
Un fuerte dispositivo de seguridad, de la policía municipal, de la estatal y de la ministerial, llegó hasta el lugar para realizar un operativo y las primeras pesquisas del caso. El Ministerio Público de Texmelucan fue el encargado de efectuar las diligencias del levantamiento del cadáver.
Los hoy occisos fueron identificados por sus familiares como Néstor González, de 28 años de edad, originario y vecino de san Antonio Arenas, que es el que pereció en el lugar donde fueron atacados. El segundo en vida llevaba el nombre de Armando Cerón González, de 30 años de edad, originario y vecino de Juárez Coronaco, en san Antonio Chautla.
Derivado de la zona geográfica donde ocurrió el ataque y las primeras investigaciones, la principal línea de seguridad que siguen las autoridades es que pudo tratarse de un ajuste de cuentas por el robo de combustible.