Por Alberto Arcega Macuil / Puebla
 Rolando Ortigoza, egresado de Ingeniería Mecatrónica de la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP), creó un auto eléctrico infantil que funciona con energía de celdas solares.
Ortigoza pertenece al grupo mayaKinmuk, nombre que en español se traduce como caminando bajo el sol, conformado por varios estudiantes de ingeniería de la institución y que hace alusión al uso de herramientas que contribuyan a la disminución del calentamiento global como las celdas solares.
La batería del vehículo es alimentada directamente por las celdas solares que están colocadas en la parte superior del auto eléctrico, que a la vez sirve como techo.
“Este trabajo inició como una iniciativa para desarrollar un vehículo sustentable ambientalmente pensado para adultos y fue asesorada por el maestro de la UDLAP, Pedro Bañuelos. Sin embargo, tengo un hijo pequeño y decidí probar primero creando un auto infantil que además de colaborar con el planeta protege a los pequeños de las radiaciones solares porque tiene acondicionado una especie de techo en donde están ubicadas las celdas”, añadió el egresado.
El auto eléctrico que utiliza un motor de 350 watts puede alcanzar velocidades de hasta 22 kilómetros por hora con una carga completa de batería y con un peso de hasta 72 kilos.
Dentro de los proyectos de Rolando Ortigoza con la asociación estudiantil se plantean poner estaciones solares para cargar celulares alrededor del campus.
“Queremos seguir impulsando este tipo de proyectos y con la colaboración de la UDLAP lograr un campus más verde, donde se utilicen estaciones solares ubicadas en mesas de jardines y áreas comunes que puedan servir para poder cargar además de celulares, laptops y otros artículos electrónicos”, finalizó.