Como un reconocimiento a la labor que universitarios realizan a favor de sus compañeros, el Rector Alfonso Esparza Ortiz entregó mil 464 tabletas electrónicas a estudiantes de preparatoria y licenciatura, quienes fungen como lobomentores en la Institución.
En el auditorio del Complejo Cultural Universitario (CCU), donde se llevó a cabo la ceremonia de reconocimientos, afirmó que el programa de mentoría de pares ha sido muy exitoso en la BUAP, pues ha demostrado su eficacia al permitir que los estudiantes intercambien experiencias, generen confianza y busquen soluciones a diversos problemas.
“En la universidad agradecemos y reconocemos el tiempo adicional que ustedes invierten para convivir con sus nuevos compañeros, por lo que queremos que sea un ejercicio permanente y esperamos que este incentivo los anime a continuar con esta labor y el grupo sea cada vez más grande”, señaló.
Cada uno de los lobomentores, generalmente estudiantes de preparatoria que guían a los alumnos de nuevo ingreso, “es un líder nato que a través de las tareas y acciones que realiza cada día deja una profunda huella en la Institución”, expresó.
Por otra parte, Esparza Ortiz aseguró que la mitad de los docentes mentores de la BUAP están certificados, lo que corrobora su compromiso con los estudiantes al fomentarles una serie de valores y potenciar sus habilidades, así como sus capacidades cognitivas y de investigación.
Comentó además que la trascendente dimensión del programa de mentoría se suma a otras ventajas importantes, que permitirán mejorar las evaluaciones y los indicadores de la Universidad, y de este modo cumplir con los requerimientos de la autoridad educativa y de los organismos acreditadores.
Por su parte, María del Carmen Lara Muñoz, titular de la Dirección de Acompañamiento Universitario (DAU), señaló que esta dependencia ha facilitado el acompañamiento de pares, contribuyendo en la integración de los estudiantes dentro de la comunidad universitaria.
“Este reconocimiento hacia los lobomentores los compromete a que, de la mano de sus mentores docentes, continúen acompañando a los más jóvenes, fortaleciendo así el espíritu de equipo, porque los lobos andamos siempre en manada”, expresó.