Dulce Gómez
El presidente municipal de Puebla, Luis Banck Serrato, no descartó un posible recorte a su salario así como al de los funcionarios de su gabinete, empero detalló lo anterior aplicaría en caso de que el recorte presupuestal para 2017 sea significativo para el caso de la capital poblana.
Al respecto, el alcalde capitalino auguró que la disminución total en el presupuesto del Ayuntamiento de Puebla no será significativa de acuerdo a lo proyectado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).
No obstante, el edil no descartó que lo mismo ocurra en caso de que el precio del petróleo siga cayendo.
También destacó que se llevarán a cabo reasignaciones a fin de enfrentar la crisis económica que se avecina para el 2017.
“En función de la prioridades serán reasignaciones al interior del Ayuntamiento. Hasta el día de hoy tenemos valuado que la disminución en el presupuesto no será significativa en caso de que el petróleo siga cayendo”, expresó.
Es importante mencionar que actualmente Luis Banck Serrato posee un salario de 91 mil 198 pesos, de aplicar un recorte del 15 por ciento para el año entrante, su percepción mensual para lo que resta de su gestión sería de 77 mil 519 pesos.
Mientras de los secretarios municipales, quienes poseen cada mes un salario de 62 mil 316 pesos, la disminución los dejaría con un recurso de 52 mil 969 pesos.
A excepción del titular de la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal (SSPTM), Óscar Santizo Méndez quien cuenta con un salario de 83 mil 595, que con el recorte quedaría en 71 mil 56 pesos.