Dulce Gómez

El alcalde de Amozoc de Mota, José Cruz Sánchez, evadió los cuestionamientos respecto al número de personas que han sido detenidas en esta zona por el robo de combustible, a la par minimizó el hurto de medio millón de pesos a empleados de PROSPERA por parte de un comando armado, hecho que se registró el pasado miércoles.

Ayer, en entrevista el edil argumentó que la detención y el registro de aprehendidos le corresponde a la Fiscalía General del Estado (FGE), en tanto declaró que el robo que sufrieron trabajadores de PROSPERA no es competencia de las autoridades del municipio que preside.

En este contexto, comentó que los empleados del Gobierno Federal deben hacerse cargo de su propia seguridad, a fin de evitar hechos como los del 5 de abril.

José Cruz comentó que tras el delito del que fueron objeto los trabajadores de PROSPERA, se logró la detención de un taxi y de cuatro camionetas, que incluso iban cargadas con combustible robado.

Respecto a los detenidos por estar involucrados en el robo de combustible, José Cruz reiteró que es la FGE la dependencia encargada de llevar dicho tema y dar informes al respecto.

“Tal parece que es una discusión porque la vez pasada ya les comenté lo mismo. Esos datos ya los comenté, ya los dije hace ocho días”, se limitó a contestar.

Sobre las pruebas de Control y Confianza a las que deben ser sujetos los policías del municipio de Amozoc, el edil aseguró que todos están avala