• El secretario de Hacienda, José Antonio González, aseguró que el gobierno del presidente Peña Nieto deja una economía firme

El secretario de Hacienda y Crédito Público, José Antonio González Anaya, dejó claro que la economía no será un problema al inicio del próximo gobierno federal que encabezará el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador.

Al participar en el segundo día de trabajos de la reunión plenaria de los senadores electos priistas, aseguró que el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto deja una economía firme y sólida, gracias a las reformas estructurales.

González Anaya afirmó que ello permitirá a la siguiente administración pública federal iniciar su gestión con recursos suficientes y con condiciones macroeconómicas estables.

El funcionario federal destacó ante los legisladores electos que la administración de Peña Nieto deja un récord en reservas internacionales e inversión.

En la sede del Partido Revolucionario Institucional (PRI) dijo que con la reforma energética se obtuvieron compromisos de inversión por más de 200 mil millones de dólares, cifra que prácticamente duplica la deuda pública del país.

Gracias a los ajustes realizados en la segunda parte de este sexenio, explicó, se logró la reducción de la deuda como proporción del Producto Interno Bruto (PIB) en casi cinco puntos porcentuales.

Luego de escuchar los planteamientos hechos por los senadores electos, González Anaya sostuvo que actualmente un mayor número de niños y jóvenes tienen acceso a la educación

Además de que se crearon 3.7 millones de empleos, más que los creados en los dos gobiernos anteriores, y se entregaron una de cada tres casas del Infonavit en toda su historia.

La reunión de los legisladores fue encabezada por la presidenta del Revolucionario Institucional, Claudia Ruiz Massieu, y el coordinador del Grupo Parlamentario en el Senado de la República, Miguel Ángel Osorio Chong.