• El cuerpo no presentaba huellas de violencia, según indicaron fuentes policiales.

Odilón Larios Nava. – Por aparentes causas naturales pereció un hombre de aproximadamente 35 años, en calles de la colonia Casa Blanca, en los límites del municipio de Puebla con Amozoc. El hombre no presentaba huellas de violencia, por lo que se descartó que se tratara de un homicidio. El cuerpo desprendía un fuerte olor a licor, lo que indicó que quizá la muerte está vinculada al consumo de bebidas embriagantes.

El cadáver se encuentra en calidad de desconocido, pues el occiso no portaba ninguna identificación al momento de las diligencias ministeriales.

Habitantes de esa colonia indicaron a este diario que el hombre apareció en el lugar solo después de las siete de la mañana, pues algunos de ellos habían pasado a las seis y a las seis treinta y aseguran que en ese momento no había ningún cuerpo.

Fue hasta cerca de las 07:30 horas de este lunes, cuando percataron que a la orilla de la calle Carril de San Bartolo y calle Altamirano, se encontraba un hombre tendido, tenía el pecho descubierto, pues su chamarra, suéter y playera los tenía enredados en la cabeza. Como si se los hubiera intentado quitar y en ese momento hubiera perdido la vida.

Las personas reportaron a los números de emergencias y al llegar los paramédicos notaron que el hombre estaba muerto, por lo que policías del Sector 1 se encargaron de acordonar el área.

Posteriormente el personal de la Agencia Especializada en Investigación de Homicidios, de la Fiscalía General del Estado llevó a cabo el levantamiento del cadáver, el hombre no portaba ninguna identificación.

Por otra parte los agentes al revisar el cuerpo corroboraron que no presentaba huellas de violencia, por lo que presumieron una muerte natural, aunque el cuerpo desprendía un fuerte olor a licor.