• Una nodriza embistió el camión en donde viajaban; ocho peregrinos más resultaron lesionados y requirieron ser llevados a hospitales.

Odilón Larios Nava.- Dos peregrinas de san Antonio Xicotenco, perteneciente a Soltepec, perdieron la vida luego de que el conductor de una nodriza embistiera el camión que los venía resguardando en su regreso a Puebla. Los hechos se registraron en el kilómetro 155 de la autopista Puebla-Orizaba a la altura de Tepeaca, cuando el pesado tráiler golpeó al camión y les pasó por encima a dos mujeres.
El fatal dejo como saldo a dos mujeres muertas y ocho personas lesionadas. El conductor de la nodriza quedó detenido y a disposición de las autoridades ministeriales.
Pobladores de la comunidad antes mencionada salieron la madrugada del pasado sábado con destino a la Basílica de Guadalupe, fueron en peregrinación en bicicleta. Contaban con las medidas de seguridad, es decir una camioneta los escoltaba al frente y un camión de redilas les cubría la retaguardia, además todos iban con chalecos anti-reflejantes.
Llegaron a la Ciudad de México bien, ahí visitaron el santuario de la virgen de Guadalupe y emprendieron el regreso a su pueblo de origen, debido a que este domingo celebrarían al patrono de san Antonio Xicotenco, en Soltepec.
Alrededor de las 03:30 horas de este domingo, los peregrinos se encontraban circulando por el kilómetro 155 de la autopista Puebla-Orizaba, esto es a la altura de Tepeaca. Ahí una nodriza de la empresa “Transportes Cuauhtémoc” con número económico 1252 y placas 7774-EX8, impactó al camión de redilas que protegía a los feligreses.
El camión que transportaba en su parte trasera bicicletas y a dos mujeres, salió proyectado y volcó sobre uno de sus costados. En la colisión las dos féminas que iban en la parte de atrás salieron proyectadas contra el asfalto, luego la nodriza pasó por encima de una de ellas y a la otra la arrastró más de diez metros, ambas murieron casi al instante.
Cuando el camión de redilas salió proyectado arrolló a los ciclistas que iba resguardando. La mayoría resulto con algunos golpes, pero ocho requirieron de hospitalización. El conductor de la nodriza intentó escapar pero fue detenido por los propios peregrinos y después entregado a la Policía Federal.
Las dos mujeres que perdieron la vida son Jaqueline Medina Gálvez y Marina Rojas, de 20 y 22 años de edad, respectivamente. Los paramédicos de Caminos y Puentes Federales (Capufe) y de Cruz Roja, confirmaron el deceso del par de féminas.
Mientras que los mismos paramédicos, atendieron a Fredy Uriel, Eliel Méndez, Héctor Ramírez, Gamalier Méndez, Marcelino Pérez Hernández, José Luis Contreras, Héctor Camacho, y un menor de edad, de nombre Usiel Méndez Rojas. El menor fue llevado al Hospital General del Sur y los adultos al nuevo hospital de Traumatología y Ortopedia ubicado en san Pablo Xochimehuacán.
De las diligencias del levantamiento de los cadáveres se encargó el Agente del Ministerio Público de Tepeaca, quien inició las averiguaciones de rigor. Se espera que el conductor de la nodriza sea consignado ante la autoridad judicial en las próximas horas.