Dicho acervo bibliográfico beneficiará a cerca de 9 mil internos de los 22 Ceresos del estado y del Centro de Internamiento Especializado para Adolescentes
Al hacer efectivo su compromiso con las causas sociales y el desarrollo de los sectores de la población, la BUAP donó a los Centros de Reinserción Social (Ceresos) de Puebla 25 mil 530 libros, que contribuirán a dignificar la vida de los internos, pues “la lectura es un instrumento que permite su inclusión en la dinámica social,” sostuvo el Rector Alfonso Esparza Ortiz al entregar dicho acervo bibliográfico, el más significativo en su tipo.
Integrado por 482 títulos de literatura, información técnica y de formación escolar, este acervo beneficiará a los 9 mil 176 internos de los 22 Ceresos del estado y del Centro de Internamiento Especializado para Adolescentes.
En la Biblioteca Central de la BUAP, el Rector señaló que al brindar oportunidades de lectura a la población de los Ceresos, se contribuye a su reinserción social. Por ello, dijo, “nuestra Institución hace esta donación para que las personas recluidas puedan aprender, imaginar, disfrutar y mejorar sus expectativas de vida, a partir del hábito de leer”.
Al recibir el material bibliográfico, el titular de la Dirección General de los Ceresos de Puebla, Alejandro Cruz Maya, consideró que estas publicaciones harán que la vida en prisión sea menos difícil, además de apoyar la formación de 2 mil 402 reclusos que estudian algún nivel educativo; de los cuales, 271 cursan programas de alfabetización, 49 algún diplomado, 751 primaria, 666 secundaria, 651 preparatoria, 13 licenciatura y uno maestría.
“En muchas ocasiones, los Ceresos son olvidados por la sociedad. Agradezco a la BUAP y al Rector Alfonso Esparza Ortiz por mirar hacia estos centros y realizar esta aportación para mejorar la vida de los internos”, afirmó.
En dicho evento, el Rector Alfonso Esparza Ortiz reconoció esta iniciativa emprendida por la Dirección de Fomento Editorial de la BUAP, a cargo de Ana María Huerta Jaramillo, que contribuye a enriquecer las bibliotecas de los Ceresos y fortalecer la vida de los internos, “quienes por diversos motivos han perdido su libertad, pero tienen derecho a la educación, al esparcimiento y la lectura”.
Finalmente, el Rector de la BUAP ofreció los servicios de la Dirección de Fomento Editorial a los internos que deseen publicar alguna obra, a fin de incrementar los beneficios que la lectura brinda a quienes ya han sido cautivados por ésta.