Por Jesús Lemus/Puebla

El candidato del PRI a la gubernatura de Puebla, Enrique Doger Guerrero, lamentó que la ola de inseguridad crezca en el estado, derivando que tres aspirantes a un cargo público fueran asesinados en este proceso electoral.

Condenó el asesinato de la candidata del PVEM a diputada local por Huauchinango, Juana Iraís Maldonado y de la regidora de Juan Galindo, Erika Cázares, perpetrado la noche del pasado viernes.

Puntualizó que a través del PRI nacional, se pedirá el apoyo para solicitar a instancias federales, la presencia de elementos de seguridad para reforzar los operativos de vigilancia en el estado.

Destacó que la Sierra Norte de Puebla amerita atención por parte del gobierno, luego de que hace unas semanas se asesinó a Martín Gómez que competía como candidato a edil de Francisco Z Mena.

Señaló que pasaron varias semanas tras el asesinato del candidato del PRI a la alcaldía y las autoridades aún no aclaran este crimen que se dio el 16 de marzo.

“Una mujer limpia de trayectoria, ella estaba haciendo su campaña y lamentablemente el clima de inseguridad que se vive en el estado ya dio como resultado no sólo en incremento de los delitos de la violencia sino que varios candidatos en este proceso estén muertos, como saben hace meses fue asesinado nuestro candidato alcalde Francisco Z Mena”.

Sobre si algunos candidatos del PRI han recibido amenazas en esta campaña, Doger Guerrero reiteró los casos de hace unas semanas enfocados a los municipios de Teziutlán y Venustiano Carranza.