• De ellos una mujer de la tercera edad perdió la vida.
• La Secretaría de Salud recomienda no consumir hongos silvestres.

Odilón Larios Nava.- Al menos 12 personas han sido afectadas por el consumo de hongos silvestres en lo que va del año. Hasta el momento una mujer ha fallecido por ingerir estos alimentos y una de sus nietas permanece hospitalizada en un nosocomio de la capital poblana.
Así lo detalló el Subdirector de Vigilancia Epidemiológica en el Estado, Arturo Mompin, quien además indicó que durante los meses de lluvia proliferan más los hongos y en donde se han registrado más casos de intoxicación por el consumo de hongos silvestres.
El médico, especialista en la materia, recomienda no consumir hongos silvestres.
Indicó que las poblaciones en donde más se registran estos casos son El Seco, Tepeyahualco, Hueytamalco, Nopalucan y recientemente Amozoc. En total son doce los casos los registrados en 2016.
El miércoles fueron dados de alta dos niños procedentes de Tepeyahualco, quienes resultaron intoxicados en días recientes. Una niña de Amozoc continúa hospitalizada, desgraciadamente su abuela María Agustina Teresa Ortega Morales, de 71 años de edad, murió el pasado martes derivado de la ingesta de hongos en el Hospital General del Norte.
Arturo Mompin informó que no hay una forma certera de identificar que hongos son comestibles de los que no lo son, por ello recomendó no consumir ni vender hongos silvestres. Comentó que han detectado que en los pueblos muchas veces los adultos mandan a los niños a recolectar los hongos, lo que hace más factible la confusión y la posibilidad de intoxicación por envenenamiento.
La sintomatología por intoxicación por el consumo de hongos comienza a presentarse de entre 14 a 24 horas después de su ingesta. Algunos de los síntomas son: dolor abdominal, náuseas, vómito, puede presentarse diarrea, sudoración y pedida de conocimiento. Los más vulnerables son los niños y los ancianos.