• Navarrete resalta que hay más de 25 millones de indígenas. Junto con la CNDH impulsa el respeto a los derechos humanos de los pueblos originarios

El titular de la Secretaría de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida, resaltó que en nuestro país poco más de 25 millones de mexicanos conforman la población indígena, por lo que México debe utilizar su mayor fortaleza que es la diversidad étnica y cultural, a fin de lograr defender los intereses nacionales.

Al encabezar la clausura del Diálogo con los Pueblos Indígenas en el Vértice del Horizonte Nacional, Navarrete Prida aseveró que el gobierno de la República ha tenido como tarea impulsar y fortalecer el desarrollo integral, así como el reconocimiento de los derechos humanos de los pueblos originarios del país.

En este mismo sentido, hizo referencia a la conmemoración del Día Internacional de la Mujer Indígena que se celebró este 5 de septiembre, indicó que es una fecha para refrendar los derechos de los pueblos nativos y de sus mujeres, quienes sufren una doble discriminación: una por su género y otra por su condición étnica.

En el Salón Revolución de esa dependencia, el encargado de la política interior del país subrayó que México es una nación orgullosa de sus raíces, las cuales están representadas por los más de 25.7 millones de indígenas que se autodefinen como tal.

Durante el evento se escuchó el Himno Nacional en lengua Náhuatl, interpretado por el Coro de Niños de la Escuela Primaria Bilingüe Nezahualcóyotl, de Texcoco, Estado de México. Ahí el secretario Navarrete Prida subrayó que las jornadas del Diálogo fueron muy exitosas, porque permitieron trabajar para velar por la correcta impartición de justicia y pleno respeto a sus derechos y garantías individuales.

El presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, Luis Raúl González Pérez, indicó que para lograr la justicia social con los pueblos originarios se requiere el establecimiento del diálogo entre iguales, darles voz, para comenzar a saldar la deuda histórica que se tiene con las comunidades indígenas.

Aseguró que el Estado mexicano debe fortalecer la relación con esta población, sustentada en el respeto y trato digno, igualdad, inclusión, desarrollo y educación. En ese sentido, añadió que el organismo a su cargo impulsará la prevención de la violación y la discriminación, a fin de transitar de una situación de vulnerabilidad a una de ser sujetos de plenos derechos.