Marco Fierro

 

Empresarios y regidores del Ayuntamiento de Puebla presentaron el distintivo con el que los comerciantes formales demostrarán que se encuentran al corriente en sus pagos fiscales y así evitarán ser extorsionados.

 

De acuerdo con el líder de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco), Rafael Herrera Vélez y el presidente del Consejo de Comerciantes del Centro histórico, José Juan Ayala, inspectores del Ayuntamiento le han llegado a cobrar hasta 20 mil pesos de moches.

 

Señaló que no sólo negocios con poder mediano a alto adquisitivo han sido presa de los extorsionadores, sino en el caso de los pequeños, se llevan lo que reúnen del día, cerca de 600 pesos.

 

Tras lamentar las viejas prácticas que no se han podido erradicar, Herrera Vélez dio a conocer que no se presentan las denuncias por miedo a ser clausurados reiteradamente, por lo que pidió la ayuda de los regidores que conforman el G5.

 

Explicó que por el simple hecho de estar mal acomodado un tanque o un extinguidor, personal de la dirección de normatividad y regulación comercial llega y los multa, optando los dueños en entregar dinero para evitar el cierre de su comercio.

 

Por ello, solicitó ampliar los tiempos para contar con todos los papeles y retomar el programa de holograma de Luis Banck Serrato mismo que llevó dos años para elaborarse pero al final no se consolidó.

 

Finalmente, presentaron el proyecto para que se eviten los famosos moches, el cual se trata de un distintivo que será entregado a los más de mil negocios en el centro histórico y demás tiendas para que puedan denunciar alguna anomalía y que es promovido por el G5.

 

Los sujetos a una extorsión pueden reportar las irregularidades al 22 21 74 08 26.