Dulce Gómez

Para el cierre de esta administración la deuda histórica de esta ciudad bajará a 352 millones de pesos, casi la mitad del 2014 cuando el monto era de 606 millones de pesos, informó el tesorero de esta ciudad, Héctor Arrona Urrea.

Al comparecer ante la Comisión de Patrimonio y Hacienda Pública, el funcionario resaltó una reducción del 41.8 por ciento por dicho concepto.

Además, compartió que en diciembre del año pasado la administración liquidó uno de los dos créditos que conforman la deuda pública heredada desde 2010.

“El 28 de diciembre de 2017 se liquidó el crédito contratado desde 2010 que originalmente fue de 135 millones de pesos y que fue refinanciado en el 2015 por 105 millones de pesos esto con el banco Scotiabank”, mencionó.

Incluso, Arrona Urrea expuso que con la solventación de este momento se generó un ahorro estimado de alrededor de 30 millones de pesos por concepto de intereses que se tendrían que pagar en los próximos ocho años.

De igual modo, declaró que en la ciudad se incrementó en más de 1 millón la construcción de metros cuadrados a la base gravable del impuesto predial.

Por ello, compartió que tras un recorrido hecho por el Catastro Municipal se determinó cobrar el impuesto por servicio de limpia por habitación a alrededor de 1 mil 500 casas de huéspedes que existen en la ciudad.

“Por ejemplo, una casa de huéspedes afuera está identificada como una vivienda pero pueden tener cinco o siete habitaciones, por ello se solicita pagar el servicio de limpia de los departamentos que están dentro de la construcción. No son muchos, los tenemos identificados”, indicó.

Lo anterior, a decir del tesorero generará un ingreso a las arcas municipales de cuando menos 7 millones. Para tal efecto, aseguró que la administración ya inició las pláticas con los propietarios de dichas viviendas.