Por Jesús Lemus/Puebla

El tope financiero de hasta 800 millones de pesos que busca el ayuntamiento de Puebla, confrontó a las fracciones parlamentarias del PAN y PRI, respecto al endeudamiento que vivirá el municipio a cambio de incrementar las estrategias en el combate a la inseguridad.
Lo anterior se registró en la sesión del Congreso del Estado de Puebla, donde la diputada local del PRI, Silvia Tanús Osorio, puntualizó que no están de acuerdo con la deuda que se adquirirá en Puebla hasta por 800 millones de pesos.
Mencionó que si hay un problema de inseguridad y urgen recursos para combatirla, pero desde su punto de vista, cortar gasto el corriente en los funcionarios del ayuntamiento y disminuir la ejecución de obras, permitirá dinero adicional para combatir a la delincuencia.
“No decimos un no tajante, pero en este momento no la apoyamos porque no hay todos los datos claros sobre cómo se ocuparán los recursos públicos para el combate a toda la delincuencia en la capital poblana”, puntualizó.
Por su parte, el diputado local del PAN, Mario Rincón González, señaló que se revisará con lupa de detalle la solicitud del presidente municipal de Puebla, Luis Banck Serrato, para contratar hasta los 800 millones de pesos.
Señaló que con base en los datos que tiene, el recurso que se pretende adquirir servirán para la contratación de mil 500 cámaras de vigilancia de alta tecnología en toda la ciudad, 70 lectores de placas en las entradas y salidas de la capital, además de comprar patrullas y capacitar a los uniformados.
Es importante destacar que él tope financiero en caso de avalarse en el Congreso local, se deberá liquidar por parte del ayuntamiento de Puebla en un plazo de 7 años, situación que compromete algunos recursos de administraciones municipales futuras.