Por Jesús Lemus/Puebla

La ex candidata independiente a la gubernatura del estado de Puebla, Ana Teresa Aranda Orozco, calificó de “chingaderas” el proceso de expulsión en contra de 73 panistas que otorgaron su firma para alcanzar la nominación al cargo público el año pasado.
En el encuentro con los medios de comunicación, también sentenció la actitud del presidente del Comité Directivo Estatal (CDE) del PAN, Jesús Giles Carmona “que parece un perro de rancho porque en las fiestas lo amarran, pero cuando hay un pleito lo sacan y ahí va el pendejo”.
Dijo que el hecho de firmar una célula para apoyarla como candidata independiente, no implica que deban ser expulsados del Partido Acción Nacional, además de que desde su punto de vista hay anomalías en el proceso sancionador que se emprende en contra de estos sujetos.
La ex candidata a la gubernatura por la vía independiente, aclaró que ni Rafael Micalco Méndez, ex dirigente estatal del PAN, ni mucho menos el ex presidente municipal de Puebla, Eduardo Rivera Pérez, la apoyaron en su momento para alcanzar la nominación el año pasado.
La ex panista también destacó que hay algunos otros militantes que están involucrados en este proceso de expulsión, que no les preocupa las acciones de Giles Carmona, pues desde hace varias semanas están valorando renunciar a las filas del blanquiazul, aunque no precisó nombres.
“Son chingaderas lo que emprende la dirigencia estatal del PAN, le quiero decir a mis amigos que no están solos en esta acción en su contra (…) Parece un perro de rancho porque en las fiestas lo amarran, pero cuando hay un pleito lo sacan y ahí va el pendejo”.