• Acusaron fuentes entrevistadas por este medio; por medio de la oficina de Medidas Preventivas Contra Incendios están tomando atribuciones que no les corresponden.

Odilón Larios Nava.- Revelan que la Dirección General de Administración, a través de la oficina de Medidas Preventivas Contra Incendios, está excediéndose y usurpando funciones que sólo corresponden a Protección Civil Municipal y a Normatividad Comercial. Según fuentes consultadas, que solicitaron el anonimato, eso lo están haciendo con ánimo de “centavear” – extorsionar – a los establecimientos comerciales que visitan.
Según las fuentes, esta dirección, la cual depende la Secretaría de Seguridad Pública del Estado (SSP), hasta hace algunos meses – no precisaron cuando – formaba parte de Bomberos, pero actualmente ha sido separada de los vulcanos.
La dirección ahora funciona como un área independiente, a cargo de Oscar Rivera Marqués. A sus órdenes se encuentra un visitador de nombre José Fernando Huerta Barbosa. Los entrevistados señalaron que desde hace unas semanas, Huerta Barbosa está organizando operativos sorpresa, para lo cual dicha dirección no está facultada, pues los operativos son competencia exclusiva de Normatividad Comercial del Municipio y Protección Civil Municipal.
Los informes obtenidos indican que Huerta Barbosa acude a los establecimientos, y solicita a los encargados o propietarios, requisitos excesivos como: dictámenes eléctricos, dictámenes estructurales, acta constitutiva e incluso poder notarial. Después hace una inspección en el lugar y señala supuestas irregularidades o deficiencias.
Después de eso, continuaron su explicación los entrevistados, José Fernando les indica que les va a dejar una “hoja de requerimientos” y que tienen diez días para corregir los señalamientos que en ella se hacen. Pero les deja abierta otra opción, en donde no les deja hoja de requerimientos y entonces tienen más tiempo para hacer las adecuaciones. Según señalaron los entrevistados, solicita la cantidad de mil 500 pesos, a cambio de no dejar la supuesta amonestación.
Llaman a la hoja de requerimientos “supuesta amonestación” porque el área de Medidas Contra Incendios no tiene las facultades para hacer ese tipo de sanciones. Eso sólo lo pueden hacer Normatividad y Protección Civil. Los entrevistados, de esta manera, ponen sobre aviso de lo que está ocurriendo a las dependencias que legalmente les corresponde hacer este trabajo, también a la Secretaría de Seguridad Pública, para que investigue al respecto y llame a cuentas a quien esté actuando fuera de los lineamientos legales y éticos.
Dichos operativos ilegales ya ocurrieron en diversos establecimientos de la zona de Plaza Dorada y Esteban de Antuñano, señalaron los entrevistados. Agregaron que incluso algunas quejas han sido hechas llegar a autoridades de la policía estatal porque los personajes que cometen los mencionados abusos se ostentan como Policías Estatales Bomberos, dejando en mal a dichas corporaciones.

COMO DEBERÍAN SER LAS COSAS

Las fuentes explicaron que la Dirección General de Administración sólo debe y puede acudir a visitar los establecimientos a solicitud de los propietarios o encargados, cuando requieran una Constancia de Medidas Preventivas Contra Incendios.
Los pasos que se siguen en ese caso son los siguientes: “El empresario interesado en obtener la Constancia de Medidas Preventivas Contra Incendios, acude a la oficina de la Dirección General de Administración; ahí solicita el servicio y se le entrega una ficha de depósito; el interesado acude a pagar al banco y; una vez pagado, el personal de dicha dirección tiene entre 10 y 15 días hábiles para acudir a realizar la inspección”.
Es decir las visitas son direccionadas, expresamente solicitadas por los representantes de los comercios. En caso de que el establecimiento tenga en orden sus medidas preventivas contra incendios la Dirección General de Administración debe otorgarles la Constancia correspondiente. En caso de que no sea así, se les indican las deficiencias, y se les da un tiempo para corregirlos.
Los entrevistados, hicieron el siguiente llamado a los establecimientos comerciales: “No dejen sorprender, pues la Dirección General de Administración, no les puede cobrar nada excepto lo que marca la hoja de depósito cuando ellos mismos solicitan el servicio”.
También pidieron que la Secretaría de Seguridad Pública del Estado (SSP) tome conocimiento, investigue y en su caso corrijan esta situación y sancionen a quienes resulten responsables.