Por Jesús Lemus/Puebla

El líder de la Junta de Gobierno y Coordinación Política del Congreso del Estado de Puebla, Carlos Martínez Amador, descartó que por el momento los diputados locales puedan disminuirse su salario ante los recortes federales.
El también coordinador de los diputados locales del PRD consideró que debería existir una propuesta de otro legislador ante el pleno para considerar la posibilidad de disminuir sus ingresos mensuales.
Puntualizó que al inicio de 2015, el Poder Legislativo sufrió un recorte presupuestal de casi 20 millones de pesos; por lo tanto, insistió que por el momento no podrían disminuirse el salario.
Afirmó que no habría ningún inconveniente en disminuirse su salario, el cual asciende a más de 60 mil pesos, además de 750 pesos por telefonía celular, 2 mil de gasolina y para fin de año el aguinaldo de 96 mil pesos.
“No tendríamos inconveniente de recortarnos el salario, la verdad sufrimos al inicio del año una disminución de 20 millones de pesos en el presupuesto del Congreso, desde ahí no se ha parado el trabajo legislativo”.
Cabe señalar que el gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle Rosas, los secretarios de diferentes dependencias y trabajadores de primer nivel que se redujeron el salario, a fin de hacer frente a los recortes presupuestales federales.
No hay que pasar por alto, que Puebla sufrió una reducción de 2 mil 666 millones de pesos por parte de la federación, tras la caída en los precios que se tienen en los barriles del petróleo.