Diputados federales electos de Morena, anunciaron que no sostendrán ningún acercamiento con el gobernador en funciones Antonio Gali Fayad, pues advierten que el gobierno busca a cualquier costa, algún tipo de legalizar la elección a gobernador que estuvo plagada de irregularidades.

En conferencia de prensa, el dirigente estatal del partido, Gabriel Biestro Medinilla advirtió que el hecho de reunirse con el titular del Ejecutivo sería avalar el supuesto fraude electoral del 01 de julio.

Asimismo, los 14 diputados federales electos afirmaron que no negociarán el presupuesto 2019 para la entidad poblana con Gali Fayad, y desconocieron a la panista Martha Erika Alonso como gobernadora electa