Por Patricia Moreno Sánchez

A través de un comunicado firmado por Monseñor Trinidad Zapata Ortiz obispo de Papantla, Veracruz, la oficina de esta Diócesis lamenta la perdida de los dos sacerdotes Alejo Jiménez Juarez y José Alfredo Suarez de la Cruz quienes fueron víctimas de la inseguridad, al ser sustraídos durante la noche del domingo 28 de septiembre de la Parroquia de Fatima y sus cuerpos fueron encontrados al siguiente día, 19 en un paraje conocido como la Curva del Diablo en Poza Rica y Papantla.
En el mismo comunicado, se asegura que es lamentable la pérdida de estos dos sacerdotes quienes fueron secuestrados y luego asesinados.
“Estamos muy consternados por esta noticia y en oramos por su eterno descanso”
La Diócesis de Papantla reprobó la violencia e inseguridad que se ha enraizado en la sociedad.
Se dijo confiar las autoridades esclarezcan el crimen y la petdida lamentablemente de de estos hermanos sirva para que llegue la paz que se desea, así como las vocaciones sacerdotales y continuar con misión evangelizadora de la iglesia.
Se pidió orar para que aquellos que siguen el camino de la violencia, la muerte y la injusticia olvidando que somos hermanos y provocan sufrimiento de otras personas.
Mencionar que el sacerdote Alejo Nabor Jiménez Juarez era originario de Zoquitlan municipio ubicado en la Sierra Norte.
La Arquidiócesis de Puebla no ha emitido postura.